Oraciones Gozosas

Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de ustedes. Pido siempre con gozo en cada una de mis oraciones por todos ustedes.

Filipenses 1:3-4

Pablo literalmente gozaba de una relación cercana con los Filipenses. Se puede notar por las palabras que él usa en su carta. Les escribe que él le da gracias a Dios cada vez que se recuerda de ellos. Esto nos debe hacer reflexionar acerca de las personas en nuestra vida de las que podemos darle gracias a Dios por ellas, cada vez que nos recordamos de ellas.

Tenemos este tipo de personas en nuestras vidas?

Pablo les escribe diciendo que no solamente le da gracias a Dios por ellos cada vez que se recuerda de ellos, sino también que él ora por los Filipenses con gozo cada vez que el ora por ellos. Pablo escribe con claridad y tenemos que prestarle atención a lo que esta comunicando.

El tema de oración es algo que no es fácil para muchos cristianos. Sabemos que como cristianos debemos orar, pero no todos podemos mantener una vida de oración. Esa es nuestra realidad. A veces hacemos oraciones por compromiso o porque sabemos que es lo correcto de hacer, y Dios ve lo que verdaderamente hay en nuestros corazones. Pero Pablo habré su corazón con los Filipenses y les dice que él ora con gozo cada vez que ora por ellos.

Esta era la relación cercana que Pablo disfrutaba con los Filipenses, y también nos debe hacer reflexionar acerca de las personas a nuestro alrededor del cual cuando oramos por ellas, lo hacemos gozosamente cada vez que lo hacemos.

Tenemos este tipo de personas en nuestras vidas?

En fin, el trabajo tiene que empezar por nosotros. Quizás si tenemos este tipo de personas en nuestra vida, el tipo de personas del cual podemos agradecerle a Dios por ellas cada vez que nos recordamos de ellos, y de personas del cual podamos orar gozosamente por ellas cada vez que oramos por ellas, pero quizás lo que nos falta es realizar esto y hacer lo que Pablo hace con los Filipenses.

Que Dios pueda abrir nuestros ojos para que podamos ver el tipo de personas que tenemos en nuestra vida y que podamos tener la actitud de Pablo, que le daba gracias a Dios por estas buenas y saludables relaciones, y que oraba con gozo por este tipo de personas.